Sustos que dan gusto mientras haces turismo

Películas de terror hay muchísimas y no cuesta nada ver varias de un tirón; sin embargo, vivir una experiencia paranormal es más alucinante que cualquier estreno de cine. España está plagada de lugares encantados, con historias escalofriantes de los tantos que han vivido de primera mano momentos espeluznantes y ahora son sus pesadillas.

Lugares misteriosos

La casa de las siete chimeneas, Madrid: esta es la sede del actual Ministerio de Cultura, muchas personas afirman haber visto sombras extrañas o han sentido que son observados aun estando a solas en el lugar. Se dice que por las noches una mujer vestida de blanco ronda las chimeneas del edificio, llevando una antorcha en sus manos. Según especulaciones, se trata de una amante del rey Felípe II, quien murió en extrañas circunstancias; no obstante, su cuerpo nunca fue encontrado.

La mujer de la antorcha no está sola, también es posible ver a otra de las amantes del rey. Una joven que, al ser obligada a casarse con un anciano adinerado, se suicidó la misma noche de su boda; y ahora recorre la casa tintineando las monedas que le regalaba el rey.

Bélmez de la Moraleda, Jaén: el misterio comenzó en 1971, con exactitud en la calle Real casa número 5, donde en el suelo de la cocina apareció una mancha que se asemejaba a la de un rostro humano. Con el pasar del tiempo se hicieron incluso pruebas químicas y se comprobó que algunas fueron hechas intencionalmente, pero la mayoría resultaron ser naturales; es decir, carecen de una explicación científica.

Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba: antes de ser un centro de estudio, fue un hospital militar, hospicio, manicomio, hospital materno infantil y convento de carmelitas; este último fue como comenzó. Ahora, en ocasiones, es posible ver a un profesor que murió infartado, escuchar los llantos de las parturientas al perder a sus bebés o percibir el temible grito de un soldado amenazando “te voy a matar”, el cual ha llegado a romper los cristales de las ventanas. Todo ello, ha horrorizado a trabajadores, estudiantes y demás visitantes de esta universidad.

Parque audiovisual de Cataluña, Barcelona: antes fue un sanatorio que solo recibía pacientes con tuberculosis y desde el año 1952 hasta el 97 pasó a ser el Hospital de Tórax, recibiendo a quienes padecieran cualquier enfermedad respiratoria. Muchos de ellos por la psicosis que desarrollaban, debido a la dolorosa y lenta agonía, terminaban lanzándose desde el piso 90. Resulta que, en el ahora parque audiovisual, en ocasiones, los aparatos se activan o dejan de funcionar repentinamente y ocurren otras señales paranormales.

Si gusta vivir la experiencia de una peli de terror en persona solo tome sus llaves, encienda el coche y visite un lugar de este tipo; los que por cierto abundan en el país. Si el terror lo vive porque su vehículo es el que está muerto no se espante, consulte www.cochesparadesguace.com, donde completando un formulario obtendrá una tasación gratuita y recibirá un precio justo, quizás para buscar uno nuevo y pagarse hasta un café cuando visite algunas de estas locaciones o haga otros paseos.