Como puedes cuidar tu motor

El motor es el corazón de tu coche y por este motivo debe estar en perfecto estado para asegurarte de que tendrás un buen rendimiento. Para conseguir los mejores repuestos te recomiendo visitar los desguaces de renault, puesto que podrás disfrutar de los precios más bajos del mercado.

Pero, puede que no sepas cómo cuidar el motor de tu vehículo de una forma eficiente, motivo por el cual te invito a que sigas leyendo. Aquí encontrarás unos consejos prácticos para que puedas darle la mayor vida útil a tu motor de una forma muy fácil.

Consejos para el cuidado de tu motor

Cuidar el motor de tu vehículo es realmente sencillo, siempre que sigas los cuidados básicos que te tengo traigo a continuación:

Mantén una buena lubricación

La lubricación de tu motor es algo fundamental, porque esta hará que no se desgasten las piezas del mismo más de lo necesario. En todo caso, debes asegurarte de que el motor esté bien lubricado y así evitarás inconvenientes.

Por este motivo, debes estar midiendo el nivel de aceite por lo menos una vez al mes para asegurarte de que sea el recomendado por el fabricante. También debes hacer el cambio de aceite entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros dependiendo del modelo y año de fabricación de tu coche.

Controla las RPM

Cuando vas conduciendo debes asegurarte de que tu vehículo no se esfuerce más de lo necesario, por lo cual controlar las RPM será algo fundamental. En todo caso, debes asegurarte de que estas se mantengan siempre por debajo de las 2.500 para tener un rendimiento óptimo en el motor.

Este límite se debe aplicar incluso para los cambios de marcha, puesto que así tu motor tendrá un nivel de trabajo óptimo. Si subes demasiado las RPM estarás desgastando tu motor de forma innecesaria y disminuirá su vida útil.

Revisa las correas

La revisión de las correas del motor es algo fundamental que debes tener en cuenta, en especial porque debes asegurarte de que estén en buen estado. Debes fijarte muy bien en que las correas no tengan grietas o que estén a punto de romperse.

Si las correas están desgastadas o en mal estado, debes cambiarlas de inmediato para evitar que se rompan en funcionamiento. Así podrás estar seguro de que no causarás averías graves e incluso irreparables a tu motor, porque si estas correas se rompen podrían dejar tu coche incluso totalmente inservible.